Gerenciando la Felicidad Laboral

 

Una de las metodologías y teorías más exitosas para gerenciar adecuadamente equipos de trabajo y lograr de manera directa incrementar su productividad, motivación y felicidad en el lugar de trabajo es la de Habilidades Gerenciales.  Este exitoso método gerencial ofrece novedosas y claras herramientas que, de aplicarse diariamente en su lugar de trabajo, pueden sin duda alguna ser la primera piedra para el desarrollo de gerentes de felicidad y la construcción de verdaderos y mejores lugares para trabajar.

En la administración de personas existen grandes desafíos para los gerentes, directores y jefes de felicidad (en adelante G/D/J), uno de ellos es el logro de objetivos organizacionales a través de una adecuada dirección y encaminamiento de los esfuerzos individuales y grupales de sus empleados. “…Los desempeños positivos o negativos de las personas dependen entre el 60 % y el 70 % de la motivación, la dirección y la supervisión que reciben…” De esta forma, el éxito o fracaso de los D/G/J de felicidad está estrechamente relacionado tanto con el conocimiento sobre la gente y su comportamiento como con su habilidad para motivar, dirigir y coordinar su equipo.

Dentro del conjunto de requisitos gerenciales se destacan como principales herramientas 3 competencias, asi:

1.Competencia gerencial

El desarrollo de esta destreza implica definir el estilo de liderazgo que resulta más efectivo. Estos estilos de dirección se han definido tradicionalmente en términos de la orientación hacia las personas y hacia la productividad.   Podemos describir brevemente estos etilos gerenciales para que el lector pueda identificarlos:

  1. Estilo “ego-autócrata”

Este estilo de dirección está orientado totalmente hacia la productividad y a los resultados financieros, dejando de lado a las personas. Su énfasis lo lleva a tomar decisiones autocráticas; su entorno parece una aldea medieval donde el capataz ordena y los súbditos obedecen, so pena de castigos.

  • Estilo “si-permisivo”

En las empresas de hoy también podemos encontrar un estilo de dirección totalmente paternalista; es el estilo “club campestre”, con completo énfasis en las personas y dejando de lado la productividad.  Este directivo podríamos llamarlo permisivo y volcado totalmente hacia los deseos de su gente. Una especie de anarquía ronda cada día en el lugar de trabajo. Curiosamente, este estilo tampoco permite desarrollar un lugar feliz para trabajar, pues un barco que no tiene timonel ni capitán seguramente tendrá un final muy gris en su destino.

  • Estilo “soy y no soy”

Al igual que los dos estilos anteriores, este se encuentra precisamente en el término medio de su escala de dirección; es decir, se encuentra entre su incongruencia y su ambigua capacidad de administrar a un equipo de trabajo. En otras palabras, permite una participación de su equipo de trabajo, pero al final las decisiones siempre son tomadas por él. Así mismo, es un jefe que busca la excelencia en los resultados y se conforma con hacer lo suficiente para cumplir, nunca alcanza estándares superiores.

  • Estilo “casi casi”

Este modelo de líder es uno de los más cercanos al estilo de una verdadera competencia gerencial, pues está demostrado que hace un gran esfuerzo por conseguir excelentes resultados y, en muchas ocasiones, puede lograrlos. Así mismo, este tipo de líder hace una apuesta permanente por su gente; sin embargo, tiene una limitante que lo hace estar muy cerca de lo esperado, pero un tanto alejado de lo que una compañía puede requerir en cierto momento. 

La razón es sencilla y radica en que solo se enfoca por los resultados y el clima adecuado en su área o dependencia, dejando de lado la visión global de la compañía y viendo exclusivamente solo un pedazo del pastel. No es suficiente con hacerlo bien en su propia área, este tipo de líder resulta uno de los menos perjudiciales para los buenos lugares para trabajar.

  • Estilo “Gerencia efectiva”

Sin discusión, este estilo es ideal para sembrar las semillas de lo que puede ser un buen lugar para trabajar, pues está impactando las tres variables que pueden dar una verdadera felicidad, sostenibilidad y perdurabilidad a las empresas:

•           La gente

•           Los resultados

•           La organización como un todo

Este estilo encierra las principales características que los buenos lugares para trabajar requieren, pues se trata del estado ideal para liderar y construir equipos felices y productivos. Trabajar con la gente, sumarle valores compartidos, equilibrar la confianza con el respeto y generar una verdadera influencia son el terreno propicio para edificar un equipo exitoso.

2. Competencia organizacional

La segunda competencia que requieren los nuevos líderes de felicidad radica en ver al gerente como coordinador de los subsistemas; además, tienen la tarea de lograr su efectividad y la de su equipo de trabajo. Es el gerente quien debe llevar a las personas de su equipo a hacer lo correcto correctamente. ¡Lidera mediante su ejemplo! 

Esta destreza implica para el líder la capacidad de ver la empresa como un todo, de entender y comprender que forma parte de un proceso organizacional y que lo que haga, bien o mal, en su proceso terminará afectando al resto de la empresa.

3. Competencia social

El modelo se fundamenta en la idea de que lo único que podemos controlar es nuestra propia conducta, sobre los demás podemos influir. Primero necesitamos obtener victorias privadas para luego alcanzar victorias públicas.

Esta destreza social requiere del gerente, por un lado, una alta capacidad de percepción que le permita comprender a los demás; por el otro, autocontrol y autodominio, para influir sobre ellos; así se ejerce un control sobre las situaciones para transformarlas.

Tenga en cuenta estas competencias las cuales hacen parte de las necesidades organizacionales del mundo moderno, recuerde que las compañías de hoy requieren líderes que tengan la capacidad de reinventarse y redefinir su camino y sus estilos sobre todo si tienen como responsabilidad el dirigir y liderar equipos de trabajo tan complejos como existen hoy.

(artículo tomado del libro “Como ser feliz de 7 a 6”)

Autor: John Jairo Velez Paredes

Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?